Compasión & Felicidad = La Mancuerna Perfecta



La Historia de este tipo de observaciones comienza con un grupo de científicos que observan un incremento dramático en la actividad eléctrica del cerebro clave conocida como gama en la parte media del giro frontal izquierdo, una zona del cerebro identificada en investigaciones previas como un sitio de emociones positivas. En un estudio de casi 200 personas, los investigadores encontraron que las personas que tienen altos niveles de este tipo de actividad en este sitio específico de la corteza prefrontal izquierda, simultáneamente reportan sentimientos de felicidad, entusiasmo, alegría, alta energía y un mejor estado de alerta.

Los altos niveles de actividad en un sitio paralelo en el otro lado del cerebro, en el área prefrontal derecha, se correlacionan con reportes de emociones que producen estrés.

Las personas con un más alto nivel de actividad en el sitio prefrontal derecho y un nivel más bajo en el lado izquierdo son más propensas a estado de tristeza, ansiedad y preocupación.

Cada uno de nosotros es capaz de cambiar este tipo de estado de ánimo, al menos en algún porcentaje, y con ello cambiar la proporción. Mientras esta proporción sea más hacia la parte izquierda, mejor será el marco al que tiende nuestra mente, y estas experiencias que elevan nuestro estado de ánimo crearán una tendencia hacia el lado izquierdo de la actividad cerebral, al menos de manera temporal.

La hipótesis que se construyó, sostiene que las emociones positivas mantienen a las personas en trayectorias de crecimiento, que con el paso del tiempo, les hacen crear recursos personales. A la fecha, la evidencia empírica para construir la hipótesis ha sido de manera indirecta. Los estudios prospectivos correlacionales han demostrado que las personas que, por cualquier tipo de razones, experimentan o expresan emociones positivas más que las demás muestran incrementos a lo largo del tiempo en optimismo, tranquilidad, resiliencia en cuanto a su ego, salud mental, y la calidad de sus relaciones cercanas.

A diferencia de cuando observamos un tipo de película o recibimos un regalo, la meditación es algo que debe practicarse de manera activa y personalizada. los participantes pueden ir extendiendo su meditación, ajustando su enfoque, o tratando de sacar más partido de este tipo de practica, manteniéndola en un rango que sea factible pero no aburrido.

El tipo de meditación de amor y compasión (LKM) es una técnica que se utiliza para incrementar sentimientos de calidez y de cariño por nosotros mismos y para los demás.

Cómo algunos otros tipos de prácticas de meditación, LKM involucra la contemplación en silencio en una posición sentada, por lo general con los ojos cerrados y como enfoque inicial nuestra respiración.

Mientras que el tipo de meditación mindfulness involucra el entrenamiento de nuestra atención hacia el momento presente con una mente abierta (sin juzgar), LKM involucra la dirección de nuestras emociones hacia sentimientos de calidez y ternura con una postura de abrir nuestro corazón hacia los demás.

Por medio de elevar nuestras experiencias diarias con emociones positivas, la practica de LKM ha demostrado conducir hacia ganancias a largo plazo porque ha ayudado a las personas a generar y experimentar emociones positivas; los efectos directos de LKM, evitando los efectos de la construcción de un camino que virtualmente no existe. Las emociones positivas van emergiendo como el mecanismo a través del cual las personas construyen los recursos que ayudan a que sus vidas se vuelvan mucho más fructíferas y les ayudan a mantener los síntomas de depresión lejos. Más aún, la asociación entre el incremento de emociones positivas y el incremento de satisfacción de sus vidas se dio por medio de la creación de estos recursos.

Esto sugiere que la gente califica sus vidas como más satisfactorias y fructíferas, no solamente porque están sintiendo más emociones positivas por sí mismas, sino porque ese aumento en las emociones positivas les ayuda a construir los recursos para vivir de manera más exitosa.

Lo primero que tengo que hacer es crear un actitud de amor hacia mí mismo y hacia otros, lo que incluye el aceptarme a mí mismo, aceptar el apoyo social recibido, y las relaciones positivas con los demás. Lo segundo involucra un sentimiento de sentirme capaz de llevar mi propia vida, nuevos caminos de pensamiento, una maestría ambiental, un sentido en mi vida, y un manejo resiliente de mi ego (el cual esta influenciado por las emociones positivas, que además de manera discreta tienen una influencia en la satisfacción que ahora encuentro en mi vida). Existe evidencia de que este incremento en las emociones positivas puede impactar estos recursos para que de manera más rápida los vaya generando y también de una mucho mejor manera que los demás.

Empezar una práctica de meditación puede de manera similar involucrar un periodo de hacer algo con lo cual no estamos familiarizados, difícil, y que alguna veces nos puede hacer sentir cansados debido a que no estamos recibiendo una recompensa inmediata (como varias de las actividades de salud que exigen una disciplina). Las tradiciones contemplativas han identificado 5 obstáculos que enfrentan los novatos en este tipo de practicas estas incluyen:

- El deseo,

- El enojo,

- El aburrimiento,

- La ansiedad,

- La duda.

Sin embargo estos obstáculos surgen debido a que estoy incrementando mi estado de estar alerta y retando estados internos que podrían estar presentes, que por lo general no estamos percibiendo estos estados debido a que tenemos días típicos llenos de ocupaciones donde nuestro enfoque siempre está en el exterior.

De hecho todos estos estados solo ocurrieron en las primeras 2 semanas iniciales, cuando los participantes no tenían la práctica o no estaban en forma para sentirse competentes en la meditación y menos para obtener beneficios de ella.

Sin embargo como lo hemos visto conforme voy superando ese estado de principiante y le tengo paciencia a este tipo de prácticas los beneficios son mucho más satisfactorios:

- Mejor salud física y mental,

- Más energía,

- Más atención en lo que importa,

- Mejor respuesta ante adversidades (resiliencia),

- Más éxito y pasión en lo que hago,

- Mejores relaciones personales.

Por lo que te invitamos a que integres este tipo de práctica en tu vida diaria y una recomendación para iniciar es:

Destina 5-10 minutos de silencio en tu día, escoge un lugar tranquilo, escoge una música que te relaje, cierra los ojos, concéntrate en tu respiración, escoge una persona a la cual le tengas mucho afecto ... ve escalando el tiempo y las personas por las cuales sientes afecto.


7 views0 comments