¡¡Llévate bien con la comida!!



Controlar lo que comemos es una tarea fácil, siempre y cuando tú estés de acuerdo con eso. Preparar menús diarios o semanales pueden facilitarnos y ser de mucha ayuda para que la alimentación sea algo saludable y cotidiano. De igual manera, si pasas mucho tiempo fuera de casa y, por lo tanto, necesitas comer fuera, puedes planificar algún menú para estas ocasiones, llevarte comida de casa.

Siempre tener tentaciones a la vista es malo. Con esto, nos referimos a quitar de la vista golosinas o comida chatarra, porque a la hora de tener hambre, agarrarás lo primero que tengas al alcance con tal de satisfacer tu hambre. Así que, para esto te recomendamos tener frutas y verduras lavadas y listas para cualquier situación como esta.

Se recomienda que, a la hora de estar consumiendo alimentos, ya sea desayuno, comida o cena, sea en paz y tranquilidad. Esto quiere decir que quites de tu alcance televisiones, celulares, aparatos electrónicos, lo que sea que pueda distraerte. Todas estas sugerencias son, para que estés más al pendiente de tu cuerpo, para sentir cuando ya está satisfecho. Está comprobado que si comemos con alguna distracción de este tipo, nuestro cuerpo tarda más en sentir la saciedad y comemos de más.

Lo más importante de todo es, servirte las porciones y cantidades correctas. Muchas personas están acostumbradas a servirse hasta que el plato se vea lleno por completo y sin ningún espacio vacío. Esta costumbre está pésima, ya que cada persona necesita cantidades diferentes dependiendo a su peso, su talla, sus necesidades. Así que, la próxima vez que consumas tus alimentos, procura servirte las porciones correctas y lograrás ver resultados. De igual manera, necesitas comer despacio, sin prisas y sin presiones. Si comes despacio, tu cuerpo notará más rápido que ya estás quedando satisfecho y comerás solo lo que requieres.

Toma en cuenta todos estos consejos para que te lleves mejor con la comida y disfrutes cada que vayas a comer.


4 views0 comments