¿OPTIMISTA, PESIMISTA O REALISTA? ¿CUAL ERES TÚ?



Si le preguntas a cualquier persona cómo es su actitud ante la vida, normalmente te responderá en alguno de estos 3 términos:

  1. Soy optimista

  2. Soy realista

  3. Soy pesimista (menos frecuente)

Cada persona tiene una manera distinta de ver la vida, la perspectiva personal que tenemos cada uno es única y dependiendo de como se presenten las circunstancias es la actitud que iremos forjando, pues esta, aunque no lo creas, va cambiando conforme la situación se presenta.

Muchas personas aún desconocen que tipo de actitud presentan, pues dependiendo de su carácter y su estado de ánimo es la actitud que irán teniendo, pero ¿Tú que tipo de persona te consideras?

Sabemos qué Una persona optimista normalmente buscará la parte positiva de todas las personas, las cosas o situaciones. Ser optimista no significa crearse expectativas falsas o exageradas; el optimismo simplemente significa abordar cualquier reto con la esperanza de que los resultados finales serán positivos. Los optimistas regularmente son personas abiertas a aprender, a experimentar, a viajar, a conocer nuevas personas y a vivir la vida de forma consciente y con un propósito.

lo malo de esto es que puede provocar que las personas fracasen o fallen en muchos de los retos que se ponen, debido a que sencillamente se corren muchos más riesgos intentando hacer algo nuevo o distinto. Sin embargo, los optimistas saben que pueden aprender de cada uno de los tropiezos y utilizar ese nuevo conocimiento en sus nuevos emprendimientos.

En el caso de los Realistas se puede decir que están justo en el punto medio: Una persona que se considera realista puede basar su vida en las estadísticas, en los hechos pasados o en el análisis frío de su entorno. es básicamente una persona muy objetiva, capaz de ver lados positivos y negativos de cualquier circunstancia.

Las personas realistas basan sus creencias en lo que observan, en los datos duros. Su expectativas de éxito personal normalmente son un poco mayores al promedio de las personas que conocen.

Por último están los pesimistas: Una persona pesimista normalmente encontrará el lado negativo de todas las personas, las cosas y de cualquier situación. A los pesimistas les encanta criticar a los demás porque de esa manera sienten que sus vidas no son tan malas. Las personas pesimistas odian los cambios y cualquier cosa que los mueva de su zona de confort. Son personan con una mentalidad negativa constantemente y por ningún motivo seden a mejorar o decir algo positivo, siempre piensan lo peor y están predispuestos a que las cosas les salgan mal.

Como ya mencionamos, depende de cada persona mejorar y cambiar de actitud, cada uno tiene una perspectiva distinta ante la vida pero lo importante es saber sobresalir de cualquier adversidad y no dejarse caer, cada una de estas actitudes tiene sus pros y sus contras como todo en la vida, pues nada es perfecto pero lo importante es no dejar que esto afecte de sobremanera nuestra vida diaria. No es malo ser realista o pesimista o demasiado optimista, lo ideal sería ser un poco de los tres y ser lo bastante objetivos con las situaciones que afrontamos, pero nunca dejes que esta actitud te domine, pues podrías quedarte atorado en un cilo constante de fracasos.

Y tú, ¿Qué actitud ante la vida tienes?


1 view0 comments