¿Cómo curar tus problemas de apego ?



Los patrones de apego que experimentamos cuando eramos niños nos impactan de manera poderosa a lo largo de nuestras vidas. Comprender nuestros apegos a nuestros padres u otros cuidadores que influyeron en nosotros nos puede ofrecer una visión increíble de por qué vivimos nuestras vidas hoy en la forma en que lo hacemos, y en particular, cómo operamos en nuestras relaciones. Nuestras relaciones más tempranas sirvieron como modelos de cómo esperamos que funcione el mundo y cómo anticipamos que se comportarán los demás. Sin darnos cuenta, estamos dispuestos a recrear estos viejos patrones y dinámicas de nuestro pasado en el presente. Si experimentamos un patrón de apego inseguro (evitativo, ambivalente o desorganizado), es más probable que volvamos a experimentar la inseguridad en nuestras relaciones más cercanas, especialmente con parejas románticas y con nuestros propios hijos.

Muchos de los que experimentamos un patrón de apego inseguro en una etapa temprana de la vida recrearemos, sin saberlo, experiencias tensas, dolorosas en relaciones posteriores. Debido a que nuestros modelos de apego nos hicieron sentir inseguros e insensibles con nosotros mismos, es posible que no hayamos tomado la mejor decisión en cuanto a quiénes hemos seleccionado como parejas. A menudo elegimos personas con las que podemos recrear las dinámicas de relación de nuestro pasado, las distorsionamos o provocamos para recrear el clima emocional familiar en el que crecimos.

Para comprender nuestros patrones, es útil explorar las diferentes categorías de apegos. Por ejemplo, si nuestro cuidador no estaba disponible emocionalmente y no respondió a nuestra expresión de necesidades, es posible que hayamos desarrollado patrones de apego evitativo. Es posible que tengamos que separarnos de nuestras necesidades, sentir vergüenza por tener necesidades y pensar mal de las personas que expresan necesidades. Si nuestra adaptación es tener patrones de apego evitativos / rechazados, tendemos a ser pseudoindependientes y, a menudo, nos cerramos emocionalmente. En una relación, podemos resistirnos a la cercanía o negar nuestras propias necesidades y no atender las necesidades de nuestra pareja.

Por otro lado, si tuviéramos padres que respondieran de manera inconsistente a nuestras necesidades, podríamos haber desarrollado patrones de apego ansioso.

Este tipo de padres respondió a nuestras necesidades a veces, pero luego, en otras ocasiones, actuó fuera de sus propias necesidades al estar emocionalmente hambriento hacia nosotros. Aprendimos a transmitir de manera agresiva nuestras necesidades de apego, expresando la angustia en voz alta y aferrándonos a nuestros padres, a menudo gritando y gritando para llamar su atención, sin embargo, nos sentíamos vacíos. Es posible que nos hayamos convertido en adultos con apego preocupado y tengamos una tendencia a sentirnos ansiosos, inseguros, desconfiados y / o reactivos en nuestras relaciones adultas. En cada uno de estos casos, podemos ver cómo nuestras adaptaciones tempranas pueden llegar a perjudicarnos o limitarnos en la forma en que nos tratamos a nosotros mismos y en cómo nos relacionamos con los demás.

La buena noticia es que, como adultos, es posible desarrollar un apego seguro. Aquí explicaré tres formas clave en que podemos comenzar a curarnos de nuestros problemas iniciales de apego.

1. Crea una narrativa coherente.

La investigación del apego nos dice que para romper con un ciclo de apegos estresantes, debemos dar sentido y sentir todo el dolor de nuestro pasado. Como lo explicó el Dr. Daniel Siegel en su libro Mindsight, "El mejor predictor de la seguridad del apego de un niño no es lo que les sucedió a sus padres cuando eran niños, sino cómo sus padres entendieron esas experiencias de la infancia". Para reparar nuestra capacidad de apego y desarrollar más seguridad interior como adultos, debemos estar dispuestos a crear lo que Siegel llama una "narrativa coherente" de nuestra experiencia.

"Resulta que simplemente al hacer ciertos tipos de preguntas autobiográficas, podemos descubrir cómo las personas han dado sentido a su pasado, cómo sus mentes han dado forma a sus recuerdos del pasado para explicar quiénes son en el presente", escribió el Dr. Siegel. en Mindsight. “Las respuestas que la gente da a estas preguntas fundamentales también revelan cómo esta narrativa interna, la historia que se cuentan a sí mismas, puede limitarlas en el presente y también puede estar causando que transmitan a sus hijos el mismo legado doloroso que estropeo sus propios días en la infancia”. En otras palabras, si podemos enfrentar nuestra historia y darle sentido a nuestra narrativa, podemos cambiar el curso de nuestras vidas, nuestras relaciones y los patrones de apego que transmitimos a nuestros hijos.

Contar nuestra historia de una manera coherente puede ayudarnos a resolver “traumas grandes y traumas pequeños” en nuestras vidas. Si bien las personas pueden pensar que el trauma es algo inusual o que pone en peligro la vida, la verdad es que la mayoría de nosotros hemos experimentado un trauma, ya sea un "gran trauma", una pérdida grave, un abuso o un evento que ponga en peligro la vida, o un "pequeño t". trauma ”, un evento que puede no parecer tan dramático, pero que nos impactó al causar angustia, miedo o dolor y cambió la forma en que nos veíamos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. Si no entendemos nuestra experiencia, es probable que nuestro trauma nos desencadene y nos afecte de una forma que no conocemos, pero que nos causa una pena considerable.

2. Elije una pareja con un estilo de apego más saludable.

Otro enfoque para crear más seguridad en nuestros apegos adultos es involucrarse con alguien que tiene un estilo de apego más saludable que el nuestro y permanece en la relación a largo plazo. Cuando desarrollamos un apego seguro a alguien que tiene un patrón de apego saludable, podemos desarrollar más seguridad interna, porque estamos experimentando activamente un nuevo modelo de cómo pueden funcionar las relaciones.

Por ejemplo, si tus padres estuvieron disponibles de forma intermitente seguramente te dejó con mucha ansiedad, incertidumbre o celos que se mostrarán en tus relaciones adultas, podemos obtener seguridad al estar con alguien que sea más tranquilo y constante. Si crecimos manteniéndonos solos y evitando la cercanía, tener una pareja que sea segura de sí misma, receptiva y sintonizada puede permitirnos ser más vulnerables o confiar en ella. Por supuesto, muchos de nosotros experimentamos vínculos inseguros y muchos de nosotros nos enamoraremos de personas que han experimentado inseguridad. Estas situaciones están lejos de ser tu última esperanza. No siempre tenemos que confiar en alguien más para satisfacer nuestras necesidades o ayudarnos a sanar del pasado. Podemos trabajar dentro de nosotros mismos para desarrollar seguridad interior y, como resultado, tener relaciones más sólidas y saludables con los demás.

3. Ir a Terapia

Una tercera e increíblemente valiosa vía para desarrollar un apego seguro es a través de la terapia. Una buena relación de terapia permite que una persona forme un vínculo seguro con el terapeuta. Tener una experiencia emocional correctiva con alguien que siempre puede proporcionar una base segura y nos permite sentir y dar sentido a nuestra historia es un regalo que puede beneficiarnos en todas las áreas de nuestras vidas.

Todos hemos soportado el dolor en nuestras vidas tempranas, incluso aquellos que sentimos que crecimos con patrones de apego seguro. Cada uno de nosotros ha experimentado rupturas en nuestras relaciones y traumas, grandes o pequeños. Como resultado, cada uno de nosotros se beneficiaría del proceso de crear una narrativa coherente y formar vínculos más seguros, ya sea en una relación interpersonal o terapéutica. Cualquiera que sea nuestra historia, el desarrollo de la seguridad interior es un proceso que nos da más libertad para convertirnos en nuestro verdadero ser y experimentar nuestras vidas y relaciones al máximo.

(Adaptado de Psychology Today, Febrero 2018)

#apego #relaciones #padres #hijos #historia #pasado #sanar #pareja #niños #infancia #heridas #saludable #terapia #interpersonal

10 views0 comments