Dietas Bajas en Sodio: ¡¡ Beneficios y ¿Cuándo implementarlas? !!



El sodio es un mineral importante que realiza muchas funciones esenciales en tu cuerpo.

Se encuentra naturalmente en alimentos como los huevos y las verduras y también es un componente principal de la sal de mesa (cloruro de sodio).

Aunque es vital para la salud, él sodio en la dieta a veces es limitado en ciertas circunstancias.

Por ejemplo, una dieta baja en sodio se prescribe comúnmente a personas con ciertas afecciones médicas, como insuficiencia cardíaca, presión arterial alta y enfermedad renal.

Aquí te explicamos por qué una dieta baja en sodio es necesaria para algunas personas y revisa los beneficios, los riesgos y los alimentos que debe evitar y comer.

¿Qué es una dieta baja en sodio?

El sodio es un mineral esencial involucrado en muchas funciones corporales importantes, incluida la función celular, la regulación de líquidos, el equilibrio de electrolitos y el mantenimiento de la presión arterial.

Debido a que este mineral es vital para la vida, tus riñones regulan estrechamente los niveles de este, según la concentración (osmolaridad) de los fluidos corporales.

El sodio se encuentra en la mayoría de los alimentos que consumes, aunque los alimentos integrales como las verduras, las frutas y las aves de corral contienen cantidades mucho más bajas.

Los alimentos de origen vegetal, como los productos frescos, generalmente tienen menos sodio que los alimentos de origen animal, como la carne y los productos lácteos. El sodio es más concentrado en alimentos procesados y envasados, como papas fritas, cenas congeladas y comida rápida donde se agrega sal durante el procesamiento para realzar el sabor.Otro importante contribuyente a la ingesta de sodio es cuando agregas sal a los alimentos al preparar tus comidas en la cocina y como condimento antes de comer.

Una dieta baja en sodio limita los alimentos y bebidas con alto contenido de sodio.

Este tipo de dietas se suelen recomendar para tratar afecciones como la hipertensión arterial o las enfermedades del corazón.

Aunque hay variaciones, la ingesta de sodio generalmente se debe de mantener en menos de 2–3 gramos (2,000–3,000 mg) por día.

Para referencia, una cucharadita de sal contiene aproximadamente 2,300 mg de sodio.

Al seguir una dieta baja en sodio, los alimentos con alto contenido de sodio deben limitarse o evitarse por completo para mantener tu ingesta de sodio por debajo del nivel recomendado.

En Resumen. Los profesionales de salud recomiendan las dietas bajas en sodio para tratar ciertas padecimientos médicos. Los niveles de sodio por lo general se limitan a menos de 2 a 3 gramos (2,000 a 3,000 mg) por día.

¿Por qué se prescriben dietas bajas en sodio?

Las dietas bajas en sodio son algunas de las dietas más utilizadas en entornos hospitalarios.

Esto se debe a que las investigaciones demuestran que la restricción de sodio puede ayudar a controlar o mejorar ciertos padecimientos médicos.

La enfermedad renal, como la enfermedad renal crónica (ERC) o la insuficiencia renal, afecta negativamente la función renal.

Cuando tus riñones están comprometidos, no pueden eliminar efectivamente el exceso de sodio o líquido de tu cuerpo.

Si los niveles de sodio y líquidos aumentan demasiado, la presión en la sangre aumenta, lo que puede causar un daño mayor a los riñones que ya están comprometidos/dañados. Por estas razones, la Fundación Nacional del Riñón recomienda que todas las personas con ERC restrinjan su consumo de sodio a menos de 2 gramos (2,000 mg) por día.

Una revisión de 11 estudios en personas con ERC encontró que la restricción moderada de sodio redujo significativamente la presión arterial y las proteínas en la orina (un marcador de daño renal).

Presión Sanguínea Alta.

La presión arterial alta es un factor de riesgo para diversos padecimientos, como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Una dieta alta en sodio se ha relacionado con la presión arterial elevada.

Por ejemplo, un estudio reciente en 766 personas demostró que las personas con la mayor excreción urinaria de sodio tenían los niveles más altos de presión arterial. Muchos estudios han demostrado que reducir la ingesta de sal puede ayudar a disminuir la presión arterial alta en personas con niveles elevados.

Una revisión de seis estudios en más de 3,000 personas mostró que la restricción de sal disminuyó la presión arterial en adultos, con el impacto más fuerte observado en aquellos con presión arterial alta.

La sensibilidad a la sal de las personas con presión arterial alta varía ampliamente y ciertos subgrupos, como los afroamericanos, tienden a verse más afectados por las dietas ricas en sal.

Sin embargo, las dietas bajas en sodio se prescriben comúnmente como un tratamiento natural para todas las personas con presión arterial alta.

Enfermedades del Corazón.

Las dietas bajas en sodio se recomiendan comúnmente para las personas con afecciones cardíacas, incluida la insuficiencia cardíaca.

Cuando tu corazón está debilitado, la función renal disminuye, lo que puede llevar a la retención de sodio y agua.

Comer demasiada sal puede causar una sobrecarga de líquidos en personas con insuficiencia cardíaca y provocar complicaciones peligrosas, como falta de aliento.Las agencias reguladoras de salud recomiendan que las personas con insuficiencia cardíaca leve limiten su ingesta de sodio a 3.000 mg por día, mientras que las personas con insuficiencia cardíaca moderada a grave deben reducir su ingesta no más de 2.000 mg al día.

Sin embargo, aunque muchos estudios han demostrado que las dietas bajas en sodio benefician a las personas con insuficiencia cardíaca, otros han observado que las dietas no restrictivas conducen a mejores resultados.

Por ejemplo, un estudio en 833 personas con insuficiencia cardíaca encontró que una dieta restringida en sodio con menos de 2,500 mg por día se asoció con un riesgo significativamente mayor de muerte u hospitalización que las dietas de sodio sin restricciones con 2,500 mg o más por día.

En Resumen. Las dietas bajas en sodio se prescriben comúnmente a las personas con enfermedad renal, cardiopatías o presión arterial alta para controlar los síntomas y prevenir complicaciones.

Los Beneficios de una dieta baja en sodio.

Seguir una dieta baja en sodio puede beneficiar la salud de varias maneras.Puede reducir la presión arterial, como se indicó anteriormente, una dieta baja en sodio puede ayudar a disminuir la presión arterial.

Los estudios han demostrado que la transición a una dieta baja en sodio puede llevar a cambios pequeños pero significativos en la presión arterial, especialmente en personas con niveles elevados.

Una revisión de 34 estudios demostró que una reducción moderada en la ingesta de sal durante cuatro o más semanas condujo a reducciones significativas en la presión arterial en personas con niveles altos y normales.

En los participantes con presión arterial alta, la reducción promedio en la presión arterial sistólica y diastólica fue de 5,39 mmHg y 2,82 mmHg, respectivamente.

En comparación, las personas con niveles normales notaron una reducción de 2.42 mmHg en la presión arterial sistólica (el número máximo de una lectura) y una reducción de 1.00 mmHg en la presión arterial diastólica (el número inferior de una lectura).

Puede ayudar a disminuir el Riesgo de Cáncer.

Las dietas ricas en sal se han relacionado con ciertos tipos de cáncer, incluso del estómago.

Una revisión de 76 estudios en más de 6,300,000 personas encontró que por cada aumento de cinco gramos de sal en la dieta por día, de alimentos procesados con alto contenido de sal, el riesgo de cáncer de estómago aumentó en un 12%.

La investigación ha demostrado que las dietas ricas en sal pueden dañar el revestimiento mucoso de su estómago y aumentar la inflamación y el crecimiento de la bacteria H. Pylori, todo lo cual puede aumentar el riesgo de cáncer de estómago.

Por otro lado, una dieta baja en alimentos procesados con alto contenido de sodio y rica en frutas y verduras se asocia con un menor riesgo de cáncer de estómago.

Puede Mejorar la Calidad de la Dieta.

Muchos alimentos poco saludables son extremadamente altos en sodio.Las comidas rápidas, los artículos empacados y las comidas congeladas no solo están cargadas de sal, sino que también tienen un alto contenido de grasas y calorías poco saludables.

El consumo frecuente de estos alimentos se ha relacionado con afecciones de salud como la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón.

En una dieta baja en sodio, estos alimentos ricos en sal están fuera de los límites, lo que puede mejorar la calidad de su dieta en general.

En Resumen. Seguir una dieta baja en sodio puede disminuir la presión arterial, disminuir el riesgo de cáncer de estómago y mejorar la calidad de la dieta.

(Adaptado y Editado de Healthline, 2018)

#sodio #sal #dieta #bajaensodio #hipertensión #cardiovascular #riesgo #beneficios #procesados #enlatados #presiónalta #presión #concentración

6 views0 comments

Recent Posts

See All