¿Quién tiene la culpa de la disfunción familiar?



Los hijos adultos y sus padres creen que los culpo solos por la disfunción.

En mi publicación sobre la dinámica familiar del Trastorno Límite de la Personalidad (DBP), describo el papel del spoiler. Un niño o un hijo adulto de una familia que muestra los patrones familiares descritos en mis publicaciones sobre este tema comienza a comportarse de una manera que hace que las cosas cambien. El niño invalida los esfuerzos de los padres para "ayudar" o "cuidarlos" de manera desagradable.

Esencialmente, él o ella responde a la invalidación haciendo comentarios que invalidan a los padres.

La razón por la que los niños hacen esto es porque creen que los padres necesitan que un niño sea el blanco de su ira y que se ofrezcan como voluntarios para el concierto. Ellos le dan a los padres una causa justa por comportarse de manera irrazonable e irritante.

Cuando se trata de las personas que hacen comentarios sobre mis publicaciones sobre este y otros temas similares, siempre me fascina cómo los padres suelen pensar que los culpo por los problemas familiares, mientras que los niños adultos con el trastorno reaccionan pensando que yo ..Estoy poniendo toda la culpa en ellos. Con él mismo post !!

En realidad, todos los involucrados son, en cierto sentido (como les gusta decir a los terapeutas de sistemas familiares) todos los frijoles en la misma sopa. No solo eso, sino que el comportamiento problemático de los padres está en gran medida determinado por sus interacciones e historia con sus propios padres. Los abuelos, a su vez, son afectados por sus padres, y así sucesivamente. Si tenemos que culpar a alguien para que saque esta actividad contraproducente de nuestros sistemas, vamos a culpar a Adán y Eva y terminar con eso.

Como lo expresa tan acertadamente el columnista de padres John Rosemond, "Asumir la responsabilidad de algo y la auto-culpa son caballos de dos colores completamente diferentes. El primero es empoderador; el segundo es paralizante".

Los terapeutas de sistemas familiares utilizaron el término puntuación para describir reacciones contradictorias a la misma conducta interpersonal. Las personas toman algo que es un problema continuo creado por las reacciones continuas a la retroalimentación de dos personas entre sí, y observan solo un segmento aislado de él, por lo tanto, rompen artificialmente un proceso en atribuciones engañosas de causa y efecto. Entonces reaccionan en consecuencia.

¿Qué quiere decir esto en términos más simples? Cuando tenemos un problema con algún miembro de la familia o pareja por lo general reaccionamos de acuerdo a lo que nosotros quisimos interpretar por nuestra historia familiar y los conflictos que traemos de más atrás, entonces nos enfocamos en una sola parte de esa historia que ya construimos en nuestra mente, donde por lo general se busca que nosotros salgamos ilesos de esa discusión o problema culpando a los demás y buscando complices. Esto se vuelve un círculo vicioso donde reaccionamos en consecuencia a lo que creemos que esta pasando no a lo que realmente paso.

En realidad, los adultos en cualquier relación continua están co-creando continuamente la naturaleza de su relación simultáneamente. Este fenómeno se llama causalidad dialéctica, y se describe más adelante aquí.

Cuando cada miembro de la relación destaca (de una manera que es incluso ligeramente hostil) la contribución del otro miembro a las interacciones problemáticas sin reconocer su propia contribución, esto invariablemente conduce a las reacciones de lucha, huida o congelación del miembro acusado porque esa persona se siente injustamente culpado.

Independientemente de cual sea la última verdad de cualquier acusación o la validez de los sentimientos de enojo de alguien, esto casi siempre corta cualquier intento por parte de las partes involucradas de cambiar las interacciones o de otra manera resolver los problemas en curso entre ellos. Por lo tanto, estratégicamente, es casi siempre contraproducente.

Por supuesto, hay lectores que comentan en mi blog que sí ven la totalidad de los patrones en sus vidas pero aún no saben cómo detenerlos. En muchos casos, los problemas continúan a pesar de las declaraciones honestas de responsabilidad personal e incluso de disculpas, porque sigue habiendo problemas subyacentes que siguen sin resolverse.

No reaccionar de manera enojada o sonar un tanto beligerante (agresivo) cuando alguien está enojado con justa razón no es fácil y requiere práctica. A menudo, incluso pequeños cambios en las palabras elegidas y / o en el tono de una voz hacen una gran diferencia en si la resolución de problemas tiene éxito o no.

(Adaptado y Editado de Allen D., Psychology Today, Noviembre 2018)

#disfuncionalidad #familiar #familiastóxicas #niños #niñosadultos #adultos #culpa #problema #historia #trastorno #irritante #enojo #dañofamiliar

8 views0 comments