¿Por qué la salud intestinal es importante para tu cuerpo y mente?



El intestino está compuesto por una gran cantidad de microbios que afectan su fisiología y hacen que su cuerpo y su cerebro funcionen como deberían.

Como los estudios nos dicen , estos microbios intestinales afectan la forma en que almacena la grasa, la forma en que equilibra los niveles de glucosa en la sangre y la forma en que responde a las hormonas que lo hacen sentir hambriento o satisfecho.

La mezcla interna incorrecta puede preparar el escenario para la obesidad y otros problemas de salud más adelante en la vida .

Los científicos también han descubierto que las bacterias intestinales producen neurotransmisores que regulan su estado de ánimo, como la serotonina, la dopamina y el GABA (neurotransmisores de relacionados con estados de animo positivos y control de estrés)

Los investigadores también han descubierto que un sistema nervioso en sus entrañas (conocido como el "segundo cerebro") se comunica con el cerebro en su cabeza. También juega un papel en ciertas enfermedades y en la salud mental.

En otras palabras, el bienestar de su cuerpo y su cerebro, también depende de su salud intestinal.

¿Cómo conseguir "buenas bacterias"?

Las bacterias positivas a menudo se llaman "insectos intestinales" saludables.

Los buenos insectos intestinales ayudan a su cuerpo a digerir y absorber los nutrientes, sintetizan ciertas vitaminas y se unen contra los intrusos , como la gripe y los carcinógenos formadores de tóxicos.

En las sabias palabras de David Perlmutter, MD: " Un microbioma sano se traduce en un humano sano".

Cuando se trata de mantener su microbioma en su nivel más saludable, nada es más importante que lo que come y bebe. El ambiente interno de su intestino es dictado por lo que se pone en la boca, por lo que los alimentos que elige comer son un componente crucial para mantener la salud intestinal. La buena noticia es que incluso una vida de mala alimentación es solucionable , al menos en lo que respecta a sus microbios. Sorprendentemente, su cuerpo puede crear una nueva microbiota en tan solo 24 horas, solo con cambiar lo que come. Lo que comes determina qué bacterias prosperan en tus entrañas. Y la investigación nos dice que los buenos "insectos intestinales" se vuelven más fuertes cuando se alimentan con alimentos coloridos de origen vegetal.

Un estudio de 2014 publicado en la revista The Proceedings of the Nutrition Society encontró que las verduras, los granos y los frijoles se alimentaban en un ambiente intestinal positivo . Pero la carne, la comida chatarra , los productos lácteos y los huevos en cantidades mayores a las adecuadas, alimentaron un ambiente intestinal negativo.

Estos dos términos, probióticos y prebióticos, son cada vez más conocidos, por lo que probablemente los haya escuchado. Los probióticos son buenos insectos intestinales beneficiosos y los prebióticos son alimento para estas bacterias. Puede obtener tanto probióticos como prebióticos comiendo los alimentos correctos. Los probióticos se encuentran en los alimentos fermentados, así como en algunos suplementos. Y los prebióticos se encuentran en ciertas frutas, verduras y granos enteros. El prebiótico más central de todos es la fibra.

Lo fabuloso de la fibra: por qué es fundamental para la salud intestinal

Mientras que las personas tienden a levantarse en brazos por el consumo de proteínas, hay otro nutriente que es más preocupante en cuanto al riesgo de deficiencia: la fibra. Aproximadamente un 97% de una población obtienen al menos la cantidad recomendada de proteínas, pero solo alrededor del 3% obtienen los 40 gramos recomendados de fibra que necesitan por día, y la fibra es el ingrediente más importante para la salud intestinal. La fibra alimenta las bacterias buenas de las que hemos estado hablando, por lo que es vital comer alimentos ricos en fibra con la mayor frecuencia posible. Nuestros microbios extraen la energía, los nutrientes y las vitaminas de la fibra, incluidos los ácidos grasos de cadena corta, que pueden mejorar la función inmunológica, disminuir la inflamación y proteger contra la obesidad.

Hay dos tipos de fibra: soluble e insoluble. La fibra soluble ayuda a disminuir los niveles de glucosa en la sangre y el colesterol LDL (colesterol malo). Lo puedes encontrar en avena, legumbres y algunas frutas y verduras. La fibra insoluble, por otro lado, ofrece más de un efecto de limpieza en su entorno digestivo y la podemos encontrar en granos integrales, frijoles, y también en frutas y verduras.

La fibra también desempeña un papel en una de las enfermedades digestivas más comunes en todo el mundo: la diverticulitis (también conocida como inflamación del intestino).Según un estudio de 1998 publicado en The Journal of Nutrition , se ha descubierto que comer alimentos ricos en fibra insolubles reduce el riesgo de diverticulitis en un impresionante 40%.

Lo increíble de los alimentos fermentados

La fibra no es la única estrella que comienza con la letra F. Los alimentos fermentados también pueden ser un componente clave de una dieta que alimente la salud intestinal. Estos alimentos le dan a su intestino microorganismos vivos y saludables para desplazar a las bacterias poco saludables, mejorar la absorción de minerales y apoyar la salud general. La fermentación es un proceso que ha existido durante siglos. Nuestros intrépidos antepasados ​​fermentaron los alimentos para preservarlos. Así es como funciona en pocas palabras: se agregan bacterias o levaduras a un alimento en particular y se alimentan de los azúcares naturales. Estos microorganismos crean ácido láctico o alcohol, que ayudan a preservar los alimentos. También crean probióticos (como se discutió anteriormente) y otros compuestos beneficiosos. Sorprendentemente, el proceso de fermentación también agrega nutrientes adicionales a los alimentos.

Entonces, ¿Cuáles son los mejores alimentos para la salud intestinal?

Para resumir, aquí están algunas recomendaciones de los mejores alimentos para mejorar la salud intestinal:

  • Fibra. Piense en granos enteros, frijoles y legumbres, y frutas y verduras enteras.

  • Comidas fermentadas.

  • Verduras. Hojas de diente de león, brócoli, espárragos, algas, ajo.

  • Frutas: como plátanos y manzanas.

(Adaptado y Editado de Food Revolution Network, Febrero 2018)

#Fibra #Probioticos #Prebioticos #floraintestinal #fermentados #saludintestinal

9 views0 comments