VALOR-ARTE



¿Qué esta pasando con nuestra sociedad con respecto a los valores?

Aristóteles definió el carácter de una persona como la colección de sus virtudes (o "fortalezas", que es la raíz en Latin de virtudes) que le da a una persona la forma de comportarse en el mundo y es su molde que lo identificará. En ese sentido, nuestras virtudes son los hábitos de comportamiento con valores positivos que le permiten a un individuo tener una adaptación personal y social.

En la actualidad con todos los avances tecnológicos, médicos y la simplificación de muchas de las tareas cotidianas se ha caído un conceptos erróneos de desear lo instantáneo, lo perfecto, enfocarse en actividades que no dejan mucho contacto humano y si crean adicciones aún más fuertes que las drogas.

Las redes sociales y la adicción a estar pendiente del celular, de las notificaciones, de los likes se ha observado que crean una adicción más fuerte que varias drogas, más aún creas estado de depresión, activa más la tristeza y menos el estado de bienestar, la comparación de nuestras vidas con la de otras personas no es sano mentalmente, puede incrementar los niveles de celos creando un círculo donde las personas quieran poner en evidencia sus vidas de una mejor manera de lo que realmente son a través de las redes sociales, crea un patrón de regresar a usar las redes sociales para sentirse mejor (lo cual de acuerdo a un estudio no pasa si no que las persona se sienten más mal), el tener más seguidores en Facebook o en las redes no se traduce en que eres más social ni en los beneficios que se obtienen de una verdadera amistad.

¿Los nuevos modelos de padres funcionan?

Existen actualmente 6 estilos de padres que se ha demostrado como disfuncionales por los efectos que tienen en los hijos.

1. El padre de doble mente o doble personalidad. Ven el rol de padre como un tiempo para realizar sus sueños son los que se engañan pensando que todo lo pueden, que es también su momento, que sus hijos deben tener los mismos gustos que ellos y si no de todas formas ellos no pueden decidir todavía.

Los niños de estos padres crecen con una co-dependencia, buscan siempre la aceptación de los demás being unrealistic in their view of "self," and feeling insecure. They are confused about what it means to follow Christ, and might avoid their parents in adulthood.

2. El padre que no puede decir que no. Estos padres aman decir que si a todo porque cuando lo hacen todos parecen estar felices. Piensan que convertirse en mamá o papá es la manera perfecta de expander su vida social también. Disfrutan mucho la compañía con sus hijos sin embargo no ven la necesidad de una jerarquía en la familia.

Complacen en todo lo que pueden a sus hijos y cumplen todos los caprichos.

Los niños de estos padres por lo general crecen demasiado rápido, sufren de un síndrome crónico de aburrimiento, creen que las reglas no aplican para ellos, se convierten en malos manejadores del dinero, son incapaces de cultivar relaciones saludables con límites con los demás, y tienen un apego grande a los padres en la edad adulta.

3. Los padres controladores. Cuando son este estilo de padres, ven el ser controlador como el secreto del éxito, y quieren ese mismo éxito para sus hijos (si no es que más). Se preguntan porque las personas comentan que hay que "entusiasmarse" más con sus hijos en la forma de interactuar con ellos. Y se justifican diciendo que son exitosos y que sus hijos no deben desperdiciar ni un segundo de su día. Por lo general hay 2 tendencias los que quieren que sus hijos sean exitosos en el ambiente académico o deportivo.

Los hijos de estos padres por lo general crecen sintiéndose ansiosos o depriminidos (o ambas), e insatisfechos con sus logros. Por lo general luchan contra la adicción y son incapaces de "jugar" o relajarse.

4. Los padres que micro-gerencian. Son los padres que por lo general dicen frases como yo se lo que esta bien para mis hijos, es mi trabajo asegurarme que mis hijos no comentan errores, todo se tiene que hacer de la manera que yo digo, o como lo haría yo. Como mis estándares son muy altos, es más fácil esa forma de ser para todos, los hijos de este tipo de padres por lo general crecen con dudas de sí mismos, se sienten obligados a la perfección, tienen problemas de dolores de cabeza, de estómago, y desarrollan desórdenes de alimentación.

5. El padre que crítico. Este padre no puede evitar señalar lo que esta mal. Para el o ella, es obvio lo que necesita ser arreglado, y por consiguiente este padre llama la atención al problema para que sea corregido.

Argumentan que es un regalo para sus hijos el que ellos sean críticos mientras muchas personas piensan que eres cruel con las palabras.

Se justifican diciendo que la vida es difícil y que sus hijos no deben tener una vida sencilla.

Los hijos de estos padres por lo general crecen haciendo bullying a otras personas, sintiéndose inseguros, culpando a los demás de sus demás de sus errores, y siendo pesimistas acerca del futuro.

6. El padre ausente. En la mente de estos padres, momentos como el perder los dientes, dar un home run en el campo de baseball, o un recital no son momentos importantes. Los momentos importantes son el proveer de dinero para una educación, las bodas o eventos sociales, y tu retiro. Justifican su ausencia con razones como: "Se que mi hijo esta mejor teniendo todas las cosas necesarias que estando conmigo, por ello trabajo muchas horas para que pueda cubrir sus necesidades presentes y futuras" "Mi ausencia es una buena manera de que el aprenda a ser independiente".

Los hijos de estos padres crecen muy rápido y por lo general son muy promiscuos, tienen una muy baja autoestima, y tienen una demanda excesiva de atención.

¿Quién esta educando a nuestros hijos?

El estilo de vida que vivimos en la actualidad no nos deja a veces mucho tiempo para estar con los hijos más aún cuando no existe un apoyo de los abuelos o vives lejos de tu familia. Todo este caos de tiempo y de proridades que muchas veces se sale de las manos provoca que los padres actuales dejen a sus hijos en las escuelas, gimnasios o actividades extracurricular prácticamente todo el día para ellos no tener tiempo de interacción con ellos.

Sin embargo el riesgo de este estilo también de padres es que sus hijos crecen con los valores que toman de sus amigos, de sus maestros (en el mejor de los casos y eso si tienen la fortuna de tener profesores con buenos valores), de la gente con la que más interactúen además de que este tipo de niños crecen con una inseguridad muy grande y un síndrome de abandono debido a que sus padres literal los dejan a la deriva y todavía el poco tiempo que están con ellos los ponen a ver TV o a interactuar en las redes sociales si ya manejan un aparato digital.

Peor aún los fines de semana donde se supone tienen más tiempo para estar con los niños de igual manera los llenan de actividades para seguir haciendo cosas o si están con ellos los padres están capturados por las redes sociales y no le dan atención a sus hijos. Es muy común ya ver a los dos padres inmersos en los celulares o hablando por teléfono y que el niño(a) este con un iPad viendo una película o viendo alguna televisión o dibujando sola en vez de que al menos esos 30 -45 minutos que están comiendo al menos le dediquen un tiempo a platicar con sus hijos.

¿Sabes cuál es el tiempo de calidad vs. tiempo de culpabilidad?

No es la cantidad de tiempo lo que cuenta para estar con tus hijos, es el tiempo que tu realmente les da tu atención plena, puedes estar con ellos 2-3 horas de un día pero si la atención que les diste o el tiempo que estabas pendiente de ellos realmente fue de calidad eso lo notarás en la manera de comportarse de los niños contigo.

Esta comprobado también que el tiempo de atención plena en los niños produce neurotransmisores y hormonas de placer que ayudan a la estimulación de muchas áreas clave en la formación del carácter de los hijos dándoles más seguridad, más independencia, más sentido de su valor propio o autoestima.

Por otro lado cuando los padres pasan más tiempo con sus hijos pero se la pasan encargándolos o poniéndolos a hacer cualquier actividad para que la mayoría del tiempo estén haciendo algo pero no se les presta atención los hijos crecen con más inseguridad, sentido de rebeldía y tienden a pensar que las reglas no aplican a ellos, ademas de crear sentimientos de enojo, abandono y rencor hacia sus padres generando un sentido de venganza por que ellos no les ponen atención.

¿Las personas de alto rendimiento tuvieron y mantienen sus valores?

Más del 80% de la gente de alto rendimiento muestra dentro de sus valores clave un buen ejemplo de parte de sus padres o cuidadores con valores que ellos les inculcaron y por lo general un sentido de responsabilidad y de esfuerzo más alto que las demás personas.

Es de resaltar que este tipo de personalidades observó en sus padres un sentido de pasión, de confianza en sí mismos, de resolver problemas, de enfrentarse con ánimo en los casos complicados y de honrar cada momento de lo que estaban pasando

¿Cómo y qué podemos hacer para recuperar los valores esenciales?

1. Durante la cena pregunta a tus hijos o a tu pareja, o familia que compartan una buena noticia, una mala de su día.

2. Planea cenas con tus hijos donde ell@s preparen algo también trata de hacerlo como si fuera un restaurante.

3. Haz al menos una vez a la semana una actividad uno a uno con tus hij@s;

4. Visita una librería cercana con tu hijo y pregúntale que libro quiere, escógelo con el/ella.

5. Cuando vayas rumbo al escuela o a casa en el tráfico, habla con tu hijo pregúntale acerca de su día.

¿El éxito en tu vida esta influenciado por tus valores?

Por supuesto que sí!!, las compañías actuales buscan más a las personas con valores y una buena actitud que las notas altas o colegios prestigiados.

El tener un propósito en tu vida, te dará un objetivo en el futuro para el cual puedas construir metas, algo que vaya más allá de tus intereses personales que de una consecuencia en el mundo. Un propósito donde ayudes a los demás.

En la adolescencia la construcción y descubrimiento de un propósito provee de un marco organizado, un ambiente de metas, objetivos, y una formación de tu identidad.

Recuerda que sí queremos modificar las actitudes, los comportamientos y crear una sociedad más sana los valores inculcados en la familia son esenciales !!

- Predícalos y enséñalos con el ejemplo !!

Mil Gracias por tu atención y por compartir !!


3 views0 comments