¿ES BUENA O MALA LA LECHE?



La leche proporciona nutrientes esenciales y es una fuente importante de energía alimentaria, proteínas de alta calidad y grasas. La leche puede contribuir considerablemente a la ingestión necesaria de nutrientes como el calcio, magnesio, selenio, riboflavina, vitamina B12 y ácido pantoténico.

La leche de origen animal puede desempeñar un papel importante en las dietas de los niños en poblaciones con bajo nivel de ingestión de grasas y acceso limitado a otros alimentos de origen animal.

Es una importante fuente de energía (una ración media de 200 mililitros aporta 130 kcal, 6,2 gramos de proteínas y 7,6 gramos de grasas). Su principal componente es el agua, entre un 68 y un 91 por ciento. La leche aporta proteínas de alto valor biológico e hidratos de carbono, fundamentalmente en forma de lactosa, además de grasas y minerales como calcio, magnesio, fósforo y zinc, así como vitamina D, A y del complejo B. Sin embargo no es considerada un alimento 100% completo pues presenta deficiencia de algunos nutrimentos como hierro y vitamina C

¿Pero por qué se considera mala? o ¿Qué la hace buena?

El consumo de leche ha estado rodeado de cierta controversia en los últimos años. Diversos organismos nacionales e internacionales relacionados con la salud recomiendan la disminución del consumo de grasa láctea con el objetivo de mantener la ingesta de grasa saturada por debajo del 10 por ciento de la energía total ingerida, como recoge el informe de la FAO Milk and dairy products in human nutrition, publicado en 2013.

sin embargo, la justificación científica que sustentaría esta recomendación está en proceso de revisión ya que no todos los ácidos grasos saturados producirían los mismos efectos ni conllevarían riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Incluso se han realizado estudios que asocian el consumo de lácteos con el crecimiento y el desarrollo de las personas, el desarrollo óseo y dental y el control de enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, obesidad y diabetes tipo 2.

Por ejemplo, algunos beneficios que puede tener la leche son:

Una dieta que contenga suficiente leche o productos lácteos puede proporcionar del 25 al 33 por ciento de las necesidades de proteínas diarias; esto puede tener un efecto positivo sobre la ganancia de peso y crecimiento lineal en niños de seis meses a cinco años de edad que sufren de desnutrición, uno de los predictores de mortalidad infantil más reconocidos.

Ayuda al desarrollo óseo y masa dental y también ayuda contra la obesidad y la diabetes.

Proporciona entre 250 a 300 mg de calcio en un vaso y por consiguiente se consiguiente se cree que es ideal para la salud.

A pesar de esto se cree que hay otros alimentos más completos que proporcionan igual o mayor cantidad de calcio que la leche entera por lo tanto ha bajado su consumo de esta sustituyéndola por leches vegetales como la leche de soja, almendra o coco, aunque contienen un sabor totalmente diferente, son más bajas en calorías y grasas.

Por último, Al igual que los demás tipos de alimentos, la leche y los productos lácteos pueden provocar enfermedades. Factores como la contaminación y el crecimiento de patógenos, los aditivos químicos, la contaminación ambiental y la descomposición de los nutrientes pueden afectar a la calidad de la leche.

ahora que ya sabes los pros y los contras de la leche piensa, valora y decide

¿es buena o mala la leche?


4 views0 comments