Jengibre


El jengibre es una raíz con un aspecto poco agradable pero de un sabor muy especial que podemos utilizar en la preparación de salsas, sopas, marinadas, platos principales e, incluso, algunos postres.

Pero más allá de sus usos culinarios, se ha popularizado durante muchas décadas en todo el mundo por una cuestión bien diferente. Esta raíz tiene múltiples propiedades medicinales que favorecen nuestra salud de muchas maneras.

Muchas personas aún desconocen los beneficios del jengibre, hoy te queremos compartir algunos de estos.


Mejora la circulación sanguínea

El jengibre contiene magnesio y zinc, que son claves para mejorar la circulación sanguínea. Además, cuenta con propiedades que inhiben la acumulación del colesterol malo en el hígado, lo que también podría prevenir una gran cantidad de problemas cardiovasculares. Entre otras cosas, también es útil para reducir la fiebre y los problemas de sudoración excesiva.

Mejora la absorción de nutrientes

Cuando consumimos esta raíz garantizamos una mejor absorción de nutrientes esenciales en el organismo. Es así porque provoca la estimulación de la secreción de estómago y las enzimas pancreáticas. Además, si tenemos problemas con el apetito, podemos masticar un poco de jengibre antes de las comidas para estimularlo.

Previene las gripes y resfriados

El jengibre cuenta con propiedades expectorantes y antibióticas que podrían actuar con eficacia en problemas de gripes y resfriados.

Esta raíz se utiliza desde hace siglos en Asia como un tratamiento poderoso contra las gripes, los resfriados y la tos. El Departamento de Medicina de la Universidad de Maryland confirmó que puede reducir los síntomas de gripes y resfriados en adultos.

Mejora la digestión

El jengibre, además de mejorar la absorción de nutrientes en el organismo, también ayuda a aliviar los dolores abdominales que suelen producirse cuando hay una inflamación estomacal. Además, previene y combate el estreñimiento, reduce los gases intestinales y promueve una mejor digestión.

Podría ser anticancerígeno

Varias investigaciones han encontrado que esta raíz podría tener sustancias anticancerígenas muy poderosas, capaces de inhibir el crecimiento de las células cancerosas en el colon y la próstata.

Refuerza el sistema inmunitario

El consumo regular de esta planta refuerza el sistema inmunitario y mantiene las defensas del organismo fuertes ante posibles infecciones,gripes, resfriados o enfermedades crónicas. También reduce el riesgo de sufrir un derrame cerebral y es muy útil para combatir infecciones bacterianas intestinales.

Alivia dolores articulares

El jengibre tiene importantes propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir el dolor y la inflamación de las articulaciones, así como otras dolencias comunes.

¿Cómo aprovechar los beneficios del jengibre?


Como ya habíamos mencionado, esta raíz se utiliza con muchos fines culinarios gracias a su sabor picante y aromático. Aquí te compartiremos algunas buenas ideas para que aproveches todos los beneficios del jengibre cada día.

Jengibre y arroz herbal
Ingredientes
  • Arroz basmati.

  • 1 diente de ajo.

  • 1 cucharadita de jengibre en polvo.

  • 1 chile.

  • Hojas de cilantro.

Preparación

Pica finamente el ajo y el chile. A continuación, coloca a cocinar el arroz basmati unos 20 minutos. Cuando esté listo, agrégale el ajo, el jengibre en polvo, el chile picado y las hojas de cilantro. Remueve todo para integrarlo perfectamente y listo.

Jugo de jengibre para mejorar la circulación sanguínea
Ingredientes
  • 1 manzana en trozos.

  • 1 vaso de jugo de naranja natural (200 ml)

  • 1 trocito de jengibre.

Para prepararlo solo tienes que introducir todos los ingredientes en la licuadora y procesarlos hasta que estén bien integrados. Consumir bien fresquito una vez al día.

Té de jengibre para reforzar las defensas y combatir enfermedades

Esta es una de las mejores formas de aprovechar todos los beneficios que nos ofrece esta raíz. Por lo general, el té se prepara para combatir los síntomas de las gripes y los resfriados, así como dolencias articulares. También se recomienda para prevenir enfermedades y reforzar el sistema inmunitario.

Ingredientes
  • 1 raíz de jengibre fresca.

  • 1 limón.

  • Miel de abejas.

Preparación

Coloca a hervir una taza de agua en una tetera u olla y, mientras esta hierve, corta en trozos en jengibre o rállalo finamente. Extrae el jugo de limón y ponlo en una taza junto con la ralladura de la raíz. Vierte el agua caliente sobre el jengibre y el limón y endúlzalo con un poco de miel de abeja


5 views0 comments