La Vida es tan Corta …como para mantenerse “Ocupado” todo el tiempo …



"Ve más despacio. Cálmate. No te preocupes No te apures Confía en el proceso "~ Alexandra Stoddard

He escuchado en muchas oficinas la frase célebre ..."Estoy tan ocupado y ¡¡ no tengo tiempo!!"

"Ya casi estamos en 2019 ...se nos fue el año ..."

"Dormiré cuando esté muerto…"

"Estamos tan concentrados en la próxima fecha límite, obteniendo la próxima promoción, queriendo la aprobación de nuestros gerentes y compañeros por igual, que vivimos presionando, empujamos y empujamos todo el tiempo.

¡Oh, ese tipo de frases.. como me puedo relacionar con ellas ! Trabajé en Estados Unidos en los corporativos y viajé a Nueva York (¡dos horas en cada dirección!) Como vicepresidente de marketing en una importante empresa de medios. Y trabajé ... mucho.

Cuando no estaba en el trabajo, corría por ahí, revisaba las cosas de mi larga lista de tareas pendientes, fingía ser..como los famosos y siempre trataba de lograr lo que seguía.

Sabía que mi sentido de autoestima estaba demasiado envuelto en lo mucho que podía marcar en mi lista de tareas pendientes, y haría cualquier cosa por la aprobación de mis colegas; pero no sabía otra que cosa que hacer. A pesar de que estaba haciendo muchas cosas y obtenía el reconocimiento que ansiaba, no estaba tan feliz. De hecho, era miserable.

Entonces la tragedia golpeó, no una, sino dos veces.

En 1998, mi hermana Jenny tuvo un aneurisma cerebral y falleció repentinamente. Ella tenía dieciocho años. Fue un golpe como nada de lo que hubiera experimentado antes. El día después de su funeral, sentí que la energía y el esfuerzo necesarios para lavarme los dientes eran equivalentes a correr una maratón.

Pero de alguna manera volví a la silla. Supere mi duelo haciendo lo que mejor sabía: trabajar y complacer a la gente. Tomar el tren a las 6 am para ir a Nueva York y no llegar a casa hasta cerca de las 10 pm era mi rutina diaria. Mi necesidad de ser famosa.. fue a toda marcha. Digamos que la Navidad significaba miles (¡realmente, miles!) de galletas caseras. ¡Y nadie se quejaba de eso!

Luego volvió a pasar.

En 2008, mi hermano Scott tuvo un paro cardíaco mientras jugaba baloncesto y falleció. Esa llamada telefónica es algo que nunca podré borrar de mi mente. Tenía treinta y tres años y se casaba en un mes. Fui yo quien tuve que cancelar todos los planes de boda. Fue lo más difícil que había hecho en mi vida.

No necesito decirles.. que estaba devastada. Pero también estaba realmente molesta. Realmente, necesitaba hacer eso otra vez? Y así, mientras eso realmente era horrible (¡por así decirlo!). Ya que había pasado por esto una vez antes, pensé que esta era una oportunidad para hacerlo de manera diferente.

Siempre he estado muy orientada hacia los objetivos, pero después de que Scott murió, mi único objetivo era no tener ningún objetivo. Un poco loco, ¿cierto?. Pero mi alma necesitaba el tiempo y la oportunidad para vagar sin rumbo fijo para sanar. Me di cuenta de que quería hacer mi trabajo más significativo, tener tiempo para desconectarme y divertirme más. Poco a poco, empecé a darle sentido a todo.

Salí después de todo esto por el otro lado del tunel jurando vivir mi vida al máximo, algo que mi hermana y mi hermano nunca tendrían la oportunidad de hacer. Eso significó reírme mucho, tener algunas grandes aventuras (¡París! ¡Paracaidismo!). Y hacer algo significativo con mi vida.

Lo primero que hice fue salir del trabajo a una hora razonable. Me di cuenta de que estaba trabajando esas largas horas porque sentía que tenía que pasar la noche para escalar un puesto. ¿Te suena conocido? Si me fuera a mi hora, mientras todos los demás estaban todavía en sus escritorios, pensaba que me llamarían una floja. Sin embargo, decidí que ya no me importaría.

Naturalmente, era organizada y productiva, pero ahora realmente perfeccioné esas habilidades para poder realizar toneladas de trabajo sólido durante el día. Cuando salía por la puerta podía desconectarme bastante de la oficina. No todo el tiempo, pero la mayoría del tiempo.

Dejé de hornear todas esas galletas también.

Contratar a un coach de vida me ayudó a llegar al fondo de lo que era realmente importante para mí (que es estar rodeado de belleza, hacer las cosas apasionadamente y reír mucho). Aunque todavía me encanta hornear, en estos días es más probable que me encuentres en la panadería.

La vida es demasiado corta para estar demasiado ocupado. Aprendí esto de la manera difícil.

Puedes estar pensando: "Lo sé, lo sé ... necesito ir más despacio y hacer un balance de lo que es realmente importante para mí, pero no hasta que termine este próximo proyecto u obtenga el siguiente ascenso".

Es tan fácil dar por hecho el tiempo que tenemos, es cierto que no podemos hacer más, pero siempre parece estar ahí algo más para nosotros que impida hacer lo que nos gusta realmente. Hasta que de repente no será así.

Entonces, ¿Cómo puedes empezar?

1. Ten muy claro en qué gastas la mayor parte de tu tiempo y, lo que es más importante, por qué lo haces.

Puede ser que estés trabajando muchas horas porque necesitas el dinero, y ese es un punto válido, pero si miras un poco más allá, tal vez el dinero apoyará un estilo de vida que realmente ya no deseas.

Sin duda, este es realmente el trabajo duro, así que vuélvete curioso(a) e investiga. Se trata de tu auto descubrimiento, no de un auto castigo.

2. Comienza a soñar con lo que harías si tuvieras todo el tiempo del mundo.

Se especifico(a) ¿Cómo serían esos días? ¿Qué habría de bueno en ellos? ¿Por qué te harían feliz? Agrega esa visualización, sueña y regístralo en un diario para que realmente puedas verlo y materializarlo.

3. Averigüa cómo puedes poner más de tu día ideal en tu día real a partir de ahora.

¿Puedes salir de la oficina más temprano una o dos noches a la semana? Regístrate para una clase de baile, Di no a un gran proyecto o asignación. Yo por ejemplo, solía comenzar mi semana con un ramo de flores frescas para mi escritorio. Hizo una diferencia.

Lo que me di cuenta después de pasar las noches y los días oscuros y salir de debajo de esa armadura a la luz es que nuestras tragedias son las que nos llevan a lugares a los que nunca hubieramos ido por nuestra cuenta. El don de esas "tragedias" es hacer que nuestras vidas sean más significativas y que surjan con más perspectiva.

Pero no tienes que pasar por este tipo de tragedia para descubrir cómo realmente quieres vivir tu tiempo. Tienes una opción, HOY, AQUÍ MISMO, AHORA MISMO. ¡¡ HACER QUE TUS DÍAS REALMENTE CUENTEN !!

(Adaptado y Editado de tinybuddha, Bishop M. 2018)

#tiempo #ocupado #trabajo #éxito #metas #objetivos #tragedias #muerte #vida #vivir #pasión #disfrutar #corta

5 views0 comments