¿Eres emocionalmente abusiv@?



Esto le puede pasar a cualquiera.

Le puede pasar a cualquiera. Así es, cualquier persona puede volverse emocionalmente abusiva en una relación íntima. El camino hacia el abuso emocional comienza en el punto donde el resentimiento comienza a superar la compasión.

El resentimiento es un estado emocional predominante en nuestra época de defender derechos. Debido a que percibimos que tenemos más derecho a sentirnos bien que las generaciones anteriores, se deriva que quienes nos rodean tienen la obligación de hacernos sentir bien.

El resentimiento es un intento equivocado de transferir el dolor a otra persona, específicamente la vergüenza de no sentirse bien, es decir, crear más valor, significado y propósito en nuestras vidas. Culpar de esta falla central a otra persona justifica un sentido de justicia propia, junto con la ira de bajo grado, que temporalmente se siente más poderosa. Pero el empoderamiento temporal tiene el costo de convertirse en un enemigo de la persona que amas.

Un problema con el resentimiento es que se acumula por debajo del radar: en el momento en que te das cuenta de que estás resentido, ha alcanzado un nivel avanzado. No te das cuenta de lo mucho que se ha apoderado de su vida hasta que, a través de la terapia o algún evento que cambia la vida, te vuelve más compasivo y miras los años que desperdiciaste al estar resentido. Finalmente, con un profundo pesar, te das cuenta del dolor que has sufrido y del daño que has infligido debido al resentimiento.

Debido a que el resentimiento te hace sentir como una víctima, te sientes como si otra persona estuviera controlando tus pensamientos, tus sentimientos y tu comportamiento; viene con un impulso de represalia incorporado. Si estás resentido, probablemente seas de alguna manera emocionalmente abusivo para las personas que amas. Tú has devaluado, degradado, buscado controlar o manipular y lastimar deliberadamente los sentimientos de tus seres queridos. Pero has estado tan concentrado en lo que no te gusta de su comportamiento que no has notado lo que no te gusta de ti mismo. Probablemente no hayas comprendido que el resentimiento te ha convertido en alguien que no eres.

Aquí te decimos ¿cómo saber si eres un hombre o una mujer emocionalmente abusivo?.

Para los Hombres:

  • ¿Sientes como si tu esposa o novia presionara tus botones?

  • ¿Tiene ella una manera de ponerte de mal humor?

  • ¿Hay ocasiones en que no quieres hablar con ella o estar cerca de ella?

  • ¿Sientes que pasas por alto mucho o toleras mucho, hasta que no puedes soportarlo más?

  • ¿Ella con frecuencia "hace las cosas de manera incorrecta?"

  • ¿Puedes pasar un buen rato y luego de la nada, ella dice o hace algo para ponerte de malas?

  • ¿A veces estás nervioso por tener una noche mala o desagradable?

  • ¿Sientes que tienes que criticarla por no ser más eficiente, confiable o una mejor persona?

  • ¿Sientes que te hace gritar o apagarte cuando realmente no quieres levantar la voz o estar de mal humor?

  • ¿La tratas de una forma que no podrías haber imaginado cuando empezaste a amarla?

Si respondiste que sí a cualquiera de las preguntas anteriores, aquí hay algunas cosas que probablemente tu esposa o novia piensa o dice sobre tí:

  • Él es tan enojón.

  • Él no me ve o me escucha.

  • Siento que soy su posesión.

  • No puedo ser yo misma; tengo que pensar, sentir y comportarme como él quiere.

  • Nada de lo que hago es suficientemente bueno.

  • Siento que estoy caminando sobre cáscaras de huevo.

Para las Mujeres:

  • ¿A veces haces que tu hombre se sienta como un fracaso como proveedor, socio, padre o amante?

  • ¿Sientes que tienes que decirle lo mismo una y otra vez?

  • ¿Te dice que a veces alzas la voz, le gritas o te desquitas con él?

  • ¿Alguna vez tus amigas comentan que podrías estar tratándolo mal?

  • ¿Automáticamente lo culpas cuando las cosas van mal?

  • ¿Recurres a criticarlo, insultarlo o menospreciarlo?

  • ¿Lo denigras o lo menosprecias frente a otras personas o tus hijos?

  • ¿Amenazas con llevarte a tus hijos para que nunca los vea?

  • ¿A menudo estás celosa y quieres saber dónde está él en todo momento?

  • ¿Se sorprenderían tus familiares y amigos de saber cómo lo tratas a puerta cerrada?

Si respondió sí a cualquiera de las preguntas anteriores, aquí hay algunas cosas que tu esposo o novio probablemente dice o piensa acerca de tí:

  • Ella es un fastidio

  • Ella es tan de mal humor.

  • Ella es tan desagradable estar cerca.

  • Solo quiero que ella me deje solo.

  • Nada de lo que hago es suficientemente bueno.

  • Siento que estoy caminando sobre cáscaras de huevo.

La Salida a esta Situación: es La Autocompasión.

La autocompasión comienza con una mayor sensibilidad al resentimiento que causa el abuso emocional. Es la simpatía por el daño percibido o la pérdida del valor propio lo que causa el resentimiento. Lo más importante, es que incluye motivación para sanar y mejorar.

Ya que la experiencia del resentimiento rara vez mejora algo y nunca cura el dolor que lo causó, la mayoría del resentimiento, y todos los actos de abuso, son fallas de la autocompasión.

A medida que desarrollamos más autocompasión, estamos más motivados por sentimientos temporales y más por nuestros valores más profundos. Como resultado, automáticamente nos volvemos más compasivos con las personas que amamos.

La clave para una relación exitosa es mantener un equilibrio a veces delicado entre la autocompasión y la compasión por tus seres queridos.

(Adaptado de Psychology Today, Abril 2010)

#emocional #emocionesnegativas #culpa #denigrar #respeto #hablar #relaciones #tóxicas #abuso #defender #resentimiento #compasión #empatía #responsabilidad

11 views0 comments