Desmitificando al aceite de coco



El aceite de coco se ha ganado y perdido su reputación como el llamado súper alimento en los últimos años. Eso es correcto, según un profesor de Harvard que lo ha etiquetado como "veneno puro".

Karin Michels, profesora del departamento de epidemiología de Harvard T.H. Chan School of Public Health, explico recientemente durante una conferencia en la Universidad de Freiburg, Alemania, que, independientemente del asesoramiento ofrecido por gurús de salud en línea no calificados y autoproclamados, el consumo de aceite de coco conlleva una gran cantidad de riesgos para la salud.

Según una traducción de Business Insider Deutschland, en su conferencia "Aceite de coco y otros errores nutricionales", Michels explicó que la sustancia representa un mayor riesgo para la salud del corazón que la manteca de cerdo, ya que está compuesta casi por completo de ácidos grasos saturados. Se cree que estos bloquean nuestras arterias.

Generalmente, las grasas compuestas de ácidos grasos son aquellas que son sólidas a temperatura ambiente. De acuerdo con la Asociación Estadounidense del Corazón, la persona promedio solo debería consumir alrededor de 11 a 13 gramos de grasa saturada por día, o 5 a 6 por ciento de sus calorías diarias totales.

Según un profesor de Harvard, el aceite de coco ha sido aclamado erróneamente como superalimento. quien dijo que la sustancia representa un mayor riesgo para la salud del corazón que la manteca.

Las grasas insaturadas como las que se encuentran en el aceite de oliva, por otro lado, también se deben comer con moderación, pero podrían mejorar el colesterol en la sangre.

Michels es el último en cuestionar los beneficios para la salud del aceite de coco. El año pasado, la Asociación Estadounidense del Corazón actualizó su asesoramiento científico, motivando al público a evitar el consumo de aceite de coco, si es posible.

Tras un análisis de más de 100 estudios que datan de la década de 1950, los investigadores concluyeron que las grasas saturadas aumentan el llamado colesterol malo, o LDL. Se descubrió que el aceite de coco aumenta los niveles de LDL en siete ensayos controlados.

Pero el público parece confundido. Una encuesta de 2016 en The New York Times antes de las directrices revisadas de la American Heart Association reveló que el 72 por ciento del público versus el 37 por ciento de los nutricionistas creen que el aceite de coco es "saludable".

La Dra. Marie-Pierre St-Onge del Instituto de Nutrición Humana, en la Universidad de Columbia, en Nueva York, estuvo detrás de la investigación que indica que el aceite de coco aumenta el metabolismo y la pérdida de peso porque contiene un ingrediente llamado triglicéridos de cadena media en niveles superiores que la mayoría de las grasas, habló el año pasado para aclarar las cosas.

Ella le dijo a la American Heart Association que el aceite que usó en su experimento fue 100 por ciento de cadena media, no el 13 a 14 por ciento de los aceites de cadena media que son más comunes. Una persona necesitaría comer 150 gramos, o 10 cucharadas, de aceite de coco al día para cosechar los beneficios, lo que sería negado por los efectos de consumir la sustancia en exceso.

Ella explicó que una dieta saludable es "una cosa de moderación".

"La gente no quiere enfrentar la realidad cuando se trata de su propia dieta, su propia salud", dijo. "Quieren creer en las ilusiones ...". Pero pensar que puedes tener cantidades ilimitadas de una cosa en particular y que todo desaparecerá no está basado en la realidad ".

Helen Barrett, dietista calificada y portavoz de la Asociación Dietética Británica, dijo a Newsweek que los pros y los contras del consumo de aceite de coco deben considerarse dentro del contexto de la dieta de un individuo en general.

"Si lo está tomando para promover la quema de grasa es poco probable que suceda", dijo, y agregó que no es una grasa baja en calorías y, en general, es cara en comparación con productos similares.

"Si alguien tiene parientes cercanos con enfermedades cardiovasculares y están comiendo muchos otros alimentos que contienen grasas saturadas, los alentaría a reducir su consumo [de aceite de coco]", dijo.

Sin embargo, si una persona come muy poca grasa saturada, ama el aceite de coco y no quiere cambiarlo por una grasa más saludable, "es probable que el riesgo sea menor", argumentó.

"Pero las personas deben ser conscientes de cuáles son los riesgos y ser conscientes de que el aceite de coco quizás no sea bueno", advirtió, y agregó: "No recomendaría que nadie comience a comer aceite de coco".

(Fuente = Adaptado de Newsweek, Agosto 2018)

#aceitedecoco #mitos #superalimentos #dieta #nutrición #triglicéridos #LDL #corazón #cardiovascular

4 views0 comments