Dieta Estacional: Cuales son sus Beneficios



Tu cuerpo lo quiere: ¿Cómo adoptar una "dieta estacional" puede hacer que te sientas más Saludable?

Los defensores de este nuevo estilo dicen que comer alimentos de temporada proporciona nutrientes para adaptarse a las condiciones de una época particular del año.

Conforme aumenta la temperatura y te encuentras con ganas de comer una rebanada de jitomate, eso puede ser algo más que hablar de tus papilas gustativas.Puede ser la forma en que tu cuerpo le diga los nutrientes que necesita.

Eso es según Susan Rappaport, Consejera de Nutrición y fundadora de NuYu Revolution, un estudio de ejercicios en la ciudad de Nueva York.

Rappaport está describiendo una teoría conocida como alimentación estacional. La idea va más allá de comer simplemente las frutas y verduras que están en temporada porque son menos costosas o tienen mejor sabor.

De hecho, Rappaport dice que deberíamos comer lo que está de temporada porque está diseñado para suministrar a nuestros cuerpos exactamente lo que necesitamos cuando más lo necesitamos.

"Obtenemos ciertas vitaminas y calor del sol, por lo tanto, cuando hay menos luz natural, es importante que comamos alimentos que complementen esta deficiencia, así como aquellos que nos mantienen calientes", dijo a Healthline. "E igualmente, cuando hay abundante luz solar, es importante que complementemos nuestros cuerpos con alimentos que nos protejan del sol y que nos mantengan frescos".

¿Cómo funciona la alimentación estacional?

Tomemos el verano, por ejemplo.

Rappaport dice que durante los meses cálidos pasamos mucho más tiempo al aire libre. Somos más activos y tenemos más horas de luz. También sudamos más.

A su vez, la naturaleza nos brinda algunos de los alimentos más hidratantes del año: sandía, moras, pepinos, entre ellos. También nos proporciona alimentos con fuentes ricas en carbohidratos, como los duraznos, el melón y el maíz.

En el otoño y el invierno, cuando las cosas comienzan a enfriarse y los días se vuelven más cortos, anhelamos menos duraznos jugosos y ensaladas frescas. En su lugar, nuestros cuerpos gravitan hacia el calentamiento de alimentos como sopa de verduras, guisos, granos, nueces y aguacate.

El otoño también nos trae la cosecha más grande de manzanas, una fruta que contiene fibra y pectina para ayudarnos a digerir los alimentos más voluminosos que estamos comiendo para el calor.También está la cosecha de cítricos de invierno que trae grandes dosis de vitamina C, uno de los mejores protectores de la naturaleza contra las muchas bacterias y virus que acechan en los meses más fríos.

Rappaport dice que cuando comemos por temporada y consumimos frutas y verduras en el momento en que la naturaleza nos las da, nuestros cuerpos se benefician al volverse más fuertes, saludables y felices.

Todos estos factores pueden mejorar el equilibrio y posiblemente conducir a la pérdida de peso.

" La Alimentación estacional, nos da una dosis diaria de vitaminas en su forma más pura", dice Rappaport. "Nos hace más conscientes de las necesidades de nuestro cuerpo, y pone a nuestro bienestar físico y nutricional al frente y al centro.

Cuando obtenemos lo que necesitamos, nos sentimos mejor y con más energía ”.

Los Cambios Estacionales.

¿Las necesidades de nuestro cuerpo realmente cambian con la temporada? Eso no está del todo claro.

"Las teorías actuales te llevarían a creer que sí cambia", dijo a Healthline la Dra. Luiza Petre, Cardióloga certificada por la junta y Especialista en Control y pérdida de Peso. "Sin embargo, hay demasiadas variables involucradas, incluyendo el lugar donde vives, tu edad, tu estado actual de salud, el peso y el nivel de actividad que contribuyen a tus necesidades nutricionales sin importar cuál sea la temporada".

Si nuestras necesidades han cambiado, es posible que nuestro consumo de energía (es decir, cuánto comemos todos los días) también cambie. Sin embargo, eso no es lo que sugiere la investigación.

De hecho, un estudio de 2015 descubrió que los participantes consumían alrededor de 2,200 calorías por día, independientemente de la temporada. Del mismo modo, los autores del estudio dijeron en sus hallazgos: "La ingesta de energía, macronutrientes, micronutrientes y grupos de alimentos no difirió entre las estaciones".

En otras palabras, los nutrientes que comemos en el verano a menudo son los mismos que comemos en el invierno.Eso, dice Rappaport, tiene menos que ver con los ciclos naturales y más con los hábitos.

Si se le da la oportunidad y la experiencia de escuchar las señales naturales de nuestro cuerpo, ella sostiene que aprenderemos a comer por temporada y nos concentraremos más en los alimentos que están disponibles durante los ciclos de la naturaleza.

Pronto encontraremos que estas fuentes naturales de nutrientes nos brindan mucha más energía que la que comemos estrictamente por costumbre, dice ella.

Lo que está claro es que los alimentos de temporada producidos localmente son mejores fuentes de vitaminas y minerales que las contrapartes cultivadas fuera de temporada o cultivadas en otros lugares y enviadas cientos o miles de millas a nuestras tiendas de comestibles.

"Los alimentos de temporada que se cultivan localmente pueden tener un perfil de nutrientes ligeramente mejor, ya que ciertos nutrientes, como la vitamina C, pueden agotarse con el almacenamiento prolongado", dijo Summer Yule, MS, RDN, un especialista en comunicaciones de nutrición, a Healthline. "Además, los alimentos locales pueden tener mejor sabor si son más frescos".

"La compra de alimentos producidos localmente en temporada puede beneficiar el medio ambiente al disminuir el transporte y el combustible necesarios para llevar los alimentos a los supermercados", agrega Yule.

En Resumen.

Rappaport dice que puedes mantenerte lo más cerca posible, o incluso tan libremente, de la idea de comer por temporada como quieras, pero cuanto más cerca sigas el ciclo de la naturaleza, mejor te sentirás.

Y si no es otra cosa, la comida de temporada es una buena manera de obtener alimentos sabrosos con un impacto menor en el planeta y, a menudo, un impacto menor en tu billetera.

"Creo que la idea de comer en temporada tiene sentido y puede proporcionar una base ideal para planificar las frutas y verduras para incluir en las comidas", dice Yule. "Dicho esto, aún puede ser saludable incluir algunos alimentos que no están en temporada en dónde estás". Dependiendo de dónde vivas, incluso puede ser recomendable incluir algunos de estos alimentos dependiendo de tu estado de salud.

Incluir otros alimentos "de temporada" puede ser útil para lograr una dieta más equilibrada, dice ella. "La congelación de algunas de las ofertas de verano para usar en el invierno también puede ser una forma útil de comer más alimentos locales durante todo el año".

(Adaptado y Editado de Holland K., Healthline, Enero 2019)

#estacional #dieta #alimentación #temporada #naturaleza #nutrientes #nutrimentos #nutrición #peso #ejercicio

7 views0 comments